Estamos inmersos de pleno en la cuarta revolución industrial, pero el nivel de digitalización no es el ideal para toda las empresas. Descubre a qué se debe.
" />

Escasa digitalización del sector logístico ¿A qué se debe?

Escasa digitalización del sector logístico ¿A qué se debe?

Estamos inmersos de pleno en la cuarta revolución industrial, protagonizada por la digitalización y la automatización de procesos a través de herramientas que ayudan a la transformación digital de la empresa. Ejemplos de ello, que encontramos en el sector son: Desde un Software ERP para el sector logístico, hasta robots o wearables para almacén.

Este escenario permite agilizar cualquier operativa, de forma que se minimizan los errores y se es más rentable y productivo. En este sentido, las intenciones del sector logístico son buenas, pero no siempre se tienen los medios, herramientas y capacidades para llevarlo a cabo como indica la teoría. Por tanto, la realidad no es tan atractiva como se pinta. No todas las empresas tienen el mismo nivel de digitalización, y esto se debe a una serie de casuísticas.

LA REALIDAD DE LA DIGITALIZACIÓN ES MÁS CRUDA DE LO QUE PARECE

DESINFORMACIÓN

Por un lado, la desinformación de la transformación digital. Muchas de las compañías que trabajan de forma tradicional no son capaces de ver más allá. Para que surja una transformación de la compañía, el cambio primero debe ser interno (cultura organizativa), para posteriormente implantarlo en procesos y herramientas, y redefinirlos para adaptarse a esta nueva realidad.

Por otro lado, la desinformación en herramientas. Vemos y leemos cantidad de noticias acerca de que afloran nuevas tecnologías (Blockchain, ciberseguridad, internet de las cosas, etc.), conocemos algunos detalles pero no siempre cómo implantarlas. Esa carencia de información, a priori, puede crear barreras. Es necesario que se fomente asesoramiento sobre su aplicación.

ESCASEZ DE RECURSOS

Implantar nuevas tecnologías en las compañías exige que las empresas tengan recursos para ello. Y no todas disponen de herramientas para afrontar el cambio. La oportunidad de implantar una nueva tecnología al final se convierte en una amenaza si no se dispone de los medios necesarios. La subvención de este tipo de proyectos sería ideal. Si te encuentras en esta situación, la clave está en realizarlo poco a poco. Los resultados serán positivos, por lo que el riesgo es nulo.

CARENCIA DE TALENTO

Las nuevas tecnologías han generado nuevos puestos de trabajo para los que no estamos 100%  preparados. Falta talento profesional para cubrir las vacantes derivadas de la transformación digital del sector. Algunas son tan novedosas que falta personal que conozca cómo usarlas. Por ello, el sector demanda formación que cubra estas nuevas habilidades y conocimientos tecnológicos.

CLIENTE EN EL CENTRO

Antaño el cliente no era el foco del plan empresarial, sino que lo era la empresa, la marca, el producto o servicio. Ahora los tiempos han cambiado. El cliente exige, y de hecho debe ser el centro de la estrategia de la empresa. Existen herramientas como el módulo CRM de un Software ERP, o las redes sociales donde el consumidor espera que se le cuide y se le personalice la atención.

Por otro lado, los operadores logísticos necesitan adaptarse a las nuevas necesidades que consumidor exige: Atención, flexibilidad, seguimiento y rapidez. A este requisito no todas las empresas se han adaptado. De hecho, las carencias más notables de este sector son la calidad de la atención al cliente y el descontrol de las entregas. Hay que mejorar en tiempos de respuesta del mismo modo que mejoramos en tiempo de entrega.

FALTA DE LEGISLACIÓN

Están apareciendo nuevas formas de transporte, que superan las barreras de la legislación actual. Nos referimos a tecnologías disruptivas como los drones o la conducción autónoma.  Lo que tampoco ayuda, como bien dice el dicho, es que “las cosas de palacio van despacio”. Nos encontramos con vacíos legales que hay que resolver lo más pronto posible, pero la lentitud de la jurisdicción retrasa su correcto uso.

 

El escenario presente y futuro que presenta el devenir de la realidad logística es incierto pero ambicioso, e innumerables tecnologías tienen que terminar de asentarse en el sector logístico. Subirse al barco de la digitalización será la manera de adaptarse a esta nueva realidad, estar a la altura y poder competir con grandes compañías.

 

Por qué razón no termina de digitalizarse el sector logístico

 

 

CTA Checklist - Cambiar Software ERP

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Sí, acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Soft Catalunya SL
  • Finalidad: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Consentimiento del interesado mediante la aprobación de nuestra política de privacidad.
  • Destinatarios: Nominalia como proveedor de hosting y envío de emails.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible en nuestro Aviso legal y Política de privacidad.