Las labores que conlleva un almacén pasa por muchas manos, por ello existe cierto porcentaje de riesgo que puede llevar a error humano en el desarrollo de alguna de las tareas que supone. Una de las soluciones definitivas a estos posibles fallos humanos reside en automatizar determinadas tareas mediante la incorporación de nuevas tecnologías. El abanico de soluciones es muy amplio. La elección de una u otra dependerá de las carencias y posibilidades que tenga el almacén.

 

Últimas soluciones tecnológicas para almacén

#1 – Tecnología RFID

Comúnmente conocida como radio frecuencia. Consiste en la lectura de etiquetas por medio de unos lectores que ofrecen en tiempo real toda la información que se está tratando. Entre sus beneficios está la rápida localización del producto y la agilidad en almacén.

#2 – Robótica

Se trata de la tecnología más cara actualmente, y a la que solo grandes empresas como Amazon pueden hacer frente. Se trata de robots asistidos por softwares automatizados que realizan las tareas de picking sin necesidad de operadores.

El objetivo primordial se basa en reducir el tiempo y el esfuerzo de los operarios, traducido en un incremento de la productividad.

 

Última tecnología de manos libres

Las manos son la herramienta más importante en este tipo de labores en las que continuamente se manipula maquinaria o producto. Sobre todo son muy necesarias para funcionalidades que tienen que ver con el escaneado de productos. Dentro de los sistemas de picking que facilitan las manos libres diferenciamos cinco tipos:

#3 – Tecnología por voz

Decíamos que las manos eran una herramienta indispensable en almacén. Tener la posibilidad de tenerlas libres facilita inmensamente la labor. Ahí es donde entran en juego las herramientas de software por voz, capaces de integrar y reconocer la voz. Son muy útiles para tareas como el picking, que requiere la manipulación de pedidos, logrando una mayor precisión, menor inversión de tiempo y mayor productividad.

#4 – Pick to Light

Aquí los protagonistas son los sensores junto con unos displays. Ambos se instalan en cada uno de los huecos donde iría la mercancía. De esta manera, los sensores indican qué producto recoger y el display las unidades exactas. Es una manera de automatizar procesos, de que el operario evite el uso de papel y de que se disminuya el tiempo invertido en esta tarea.

#5 – Put to light

Funciona justo al contrario que el anterior proceso. Aquí son los contenedores son los que indican dónde debe depositar el producto el operador.

#6 – Pick to Voice

En este caso, por medio de unos auriculares y un micrófono, el operador es guiado por voz al lugar exacto del almacén donde recoger o depositar el producto.

#7 – Realidad aumentada

Los dispositivos wearables, como son las gafas de realidad virtual, ayudan también a realizar tareas de picking. Funcionan como los sistemas de Pick to Light, con la diferencia de que es la lente la que ilumina la zona donde seleccionar o colocar el producto.

 

En definitiva, ser capaces de hacer un híbrido entre humano y tecnología para que trabajen de forma colaborativa, nos ayudará a dar pasos agigantados hacia una cadena de suministro con una alta productividad, ágil y eficaz.

 

 

SC Trade Technologies demo