Este viernes 29 de noviembre se abre la temporada de locura en paquetería: Empezamos por el Black Friday, luego el Cyber Monday, después las Navidades, luego las rebajas y entremedio, aunque no menos importante, el aluvión de devoluciones. El Black Friday es uno de esos días que depende del bando en que estés o lo odias por encima de todo, o te encanta. El bando negativo suele ser derivado de una mala planificación logística. Pero vamos a ver cómo solventar el problema.

Pongamos en contexto la situación: El 93% de los comercios electrónicos participarán de alguna manera en el Black Friday de este 2019 (según datos de Adigital). Resultan abrumadores los números, ya que de todos ellos deriva un trabajo logístico y de transporte importante.

Para hacer frente a este pico de trabajo, se ha incrementado un 4,8% los empleos, de los cuales el 57,1% son dedicados a logística y transporte (Según datos de Randstad). Y es que cada año usamos el mismo discurso, pero es que cada año se bate un nuevo record de operaciones. Esto hace que las empresas busquen respaldo para aumentar su fuerza de trabajo y así atender en tiempo y forma a las entregas. Hay que ser prevenidos, así toma asiento, papel y boli, y anota qué debes hacer.

 

Cómo Sobrepasar con Éxito el Black Friday

 

💡 Garantizar la Eficiencia durante Diciembre

En definitiva se reduce a esto. Una mala gestión del Black Friday como punto de partida, va a arrastrar al resto de picos navideños durante todo el enero. Caos absoluto que irá acumulando trabajo día tras día. La carga puede verse aliviada con la inversión en vehículos, personal, optimización de procesos y rutas.

 

💡 La Entrega al Día Siguiente

Ofrecer este tipo de servicio es muy positivo si se tienen los medios, pero si no, debemos asumir que lo que prima es el descuento, no la velocidad. Así que no hay que ceder ante la presión de grandes operadores logísticos si no queremos morir de éxito.

 

💡 Predicción de los Movimientos

Las herramientas de Business Intelligence nos pueden echar una mano para predecir movimientos en base a los datos obtenidos y almacenados por la empresa.  Hay que analizar los datos procesados en los últimos años para ayudar a comprender el efecto que tendrá en el presente, y así mitigar los posibles problemas derivados de la mala planificación.

 

💡 Comunicación Clara

Las expectativas del cliente giran en torno a la trazabilidad en todo el proceso. No debe sentirse defraudado. Hay que evitar una experiencia negativa en comunicación. La transparencia en estas operaciones es mejor que el silencio. Es decir, si un paquete se va a retrasar, se debe comunicar, aunque sea negativo. Gracias a la geolocalización y a un buen CRM podemos asegurar este punto.

Asumir el desafío de una campaña récord implica una preparación previa de reflexión y detección de mejoras. Nuestros clientes ya están listos, ¿Y tú?

CTA Checklist - Cambiar Software ERP

Pin It on Pinterest

Share This