La optimización de rutas es una tarea que conlleva mucha precisión, dado que busca cumplir con los requerimientos de la cadena de suministro. La optimización estratégica del recorrido que va a hacer el vehículo es necesaria para mejorar el tiempo de entrega de la mercancía y disminuir el coste del servicio. Y el comercio electrónico no ha hecho más que aumentar la presión en tiempos ante cualquier empresa que se dedique al transporte de mercancías.  Es más, alguna vez ya hemos comentado que la última milla es el eslabón de la cadena de suministro más caro.

Por suerte cada vez es más sencillo monitorear en tiempo real qué está sucediendo con la carga. La llegada de la logística 4.0 permite una mejora de la planificación de las rutas. Actualmente, el GPS ya no es suficiente para gestionar la ruta.

Facilidades que aporta la optimización de rutas

  • Obtener información en tiempo real sobre el recorrido.
  • Evitar congestiones de tráfico.
  • Rentabilizar las cargas.
  • Conocer en tiempo real el estado de la mercancía.
  • Conocer en tiempo real aspectos sobre el estado del vehículo como el gasto de combustible, aspectos mecánicos o el kilometraje.

Para enfrentarnos a este desafío, hoy en día disponemos de algunas soluciones que funcionan bastante bien:

  • Integración con sistemas Track and Trace.
  • Apoyo en la tecnología de Software ERP permite el seguimiento de los KPIS. Todos los datos se registran en el sistema de gestión de forma que podemos controlarlos (tiempo de entrega, coste final, etc.).

Futuras tecnologías que se aplicarán a la optimización de rutas

El año pasado, el Ministerio de Fomento presentó el Plan de Innovación para el Transporte y las Infraestructuras 2017-2020. En el plan se definieron algunas de las mejoras en tecnología que están por venir. Entre algunos de ellos encontramos:

  • Evitar congestiones de tráfico y mejorar la experiencia de usuario gracias al Big Data.
  • Rutas inteligentes.
  • Peajes más ágiles.
  • Plataformas inteligentes.
  • Eficiencia energética.

La optimización de rutas permite definir rutas de trabajo óptimas, por consecuencia de la reducción de kilometraje. El objetivo es el uso eficiente de los recursos y del tiempo, logrando rutas económicas. Por esta razón, queda claro que la digitalización es vital para afrontar estos cambios. El futuro nos depara la total digitalización de la carretera de forma que las empresas puedan recopilar y analizar los datos obtenidos de la carretera. De esta forma, se eliminarán algunas de las actuales barreras que impiden una logística más eficiente.

CTA Checklist - Cambiar Software ERP