No siempre llega a nuestros oídos la información adecuada. La integración de un ERP dentro de la gestión de la empresa supone muchas situaciones y entresijos que posiblemente desconozcas. Como nos gusta la transparencia, hoy vamos a contarte cuatro de ellos que seguramente no sabías para que los tengas en cuenta para futuras puestas en marcha.

 

POSIBLEMENTE NO SABÍAS…

 

#1 EL HISTORIAL DEL PROVEEDOR

A la premisa de que un ERP va a transformar tu negocio de forma positiva, hay que añadirle lo siguiente: ¿Sabías que depende del proveedor? Debería ser de confianza porque la alteración y la pérdida de ingresos y tiempo que puede hacer sufrir a la empresa si no se implementa bien pueden ser gravísimas. Pregunta a otras empresas que hayan trabajado o estén trabajando e infórmate de su reputación. No cuesta nada y puede ahorrarte disgustos.

 

#2 QUE LO BARATO SALE CARO

Estamos hartos de oír esta expresión pero en sistemas de gestión hay que tener mucho cuidado con lo que le cuentan a uno. A priori, optar por una solución más económica que otra puede darnos más disgustos de lo normal. Si empezamos a desestimar funcionalidades por precio terminaremos lamentándolo. Hay que centrarse estrictamente en las necesidades de una empresa. Un ERP parece caro al principio pero a largo plazo se amortiza si es la solución adecuada.

 

#3 QUE PASITO A PASITO ES MEJOR

Esto es uno de los factores que más le cuesta entender a las empresas. Es entendible que las compañías tengan prisa en hacer la migración de Software ERP lo más pronto posible, pero cuando se maneja un tema tan delicado como son los datos con los que se trabaja, hay que tratarlo con mimo y sin correr. Emplearemos el tiempo que haga falta para que la migración sea exitosa.

 

#4 BENEFICIOS MÁS ALLÁ DE LA DEMO

Que no te sepa mal probar. Una demostración de producto no es únicamente que el comercial te muestre cómo funciona la aplicación. Puedes pedir versiones de prueba de un mes (por ejemplo) para ver cómo funciona el sistema de gestión en vivo. La persona que te hace la demostración conoce el producto hasta sus límites, por lo que nunca se encallará en una funcionalidad y jamás le pondrá pegas. Que tú puedas probar el producto te permitirá saber si realmente es útil para ti, si su diseño es óptimo para tu forma de trabajar y si te encajará en tu operativa diaria.

 

 

CTA Checklist - Cambiar Software ERP